Catering sostenible pos-COVID19, ¿es posible? - GenÉthico
16399
post-template-default,single,single-post,postid-16399,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.5,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Catering sostenible pos-COVID19, ¿es posible?

Aún es pronto para determinar todos los elementos que harán de un catering al uso, un catering sostenible pos-Covid19. Como en otros muchos sectores, las medidas concretas a adoptar tras esta crisis sanitaria son muy inciertas. 

Algunas de las medidas que actualmente están recomendando tanto la OMS como el Ministerio de Sanidad son claras: 

1.- Limpieza y desinfección exhaustiva.

2.- Mayor control en la producción de alimentos.

3.- Formación e información clave para todos los trabajadores además de los equipos necesarios para cumplir con los procedimientos de seguridad alimentaria actuales.

Estaremos atentas a las medidas sanitarias que añadan a las actuales tras el fin del confinamiento ya que condicionarán todos los servicios, en general, y los de catering, en particular.

¿Y la sostenibilidad dónde queda?

Se habla de “la muerte” del buffet y entendemos la perspectiva sanitaria, pero ¿pensaremos en soluciones sostenibles a largo plazo?

Debemos tener presente la necesidad de tomar medidas que garanticen la seguridad sanitaria de todos, pero no en detrimento de un desarrollo sostenible, de lo contrario, sólo haremos que este tipo de crisis sea más recurrente que puntual.

Uno de los aspectos más recomendables para conseguir que un catering sea sostenible es huir de las monodosis. El miedo a un posible contagio puede incentivar el uso de monodosis nada sostenibles. Los envases individuales aumentan muchísimo el impacto medioambiental del producto, no sólo teniendo en cuenta el aumento de desperdicios, sino la huella hídrica y de carbono de la propia fabricación del envase. Seguro que podremos evaluar a conciencia la situación y hacer uso de las mismas, siempre con envases reciclados y reciclables, cuando sea realmente imprescindible.

Estos aspectos también se trasladan al agua. El servir agua del grifo en jarras de cristal antes que en botellas, siempre es la mejor opción, pero ¿cómo mantenemos las medidas sanitarias pos-Covid19 en estas condiciones? La solución en la que muchos pensarán será en seguir con las botellas. Sí, puedes pasar al cristal, pero aún así piensa que por cada 0,5L de agua embotellada, realmente se han utilizado 3L. en la fabricación del envase (como mínimo). Sólo con ésta cantidad… ¡imaginad la de agua que podemos ahorrar eliminando todas las botellas de un evento! Y si no hay más remedio, apuesta por empresas de agua embotellada éticas que, además de usar envases lo más sostenible posibles, contribuyan de forma activa a mejorar la sociedad.

¿Qué se espera más adelante?

Entendemos que el sector del catering ha sufrido muchos cambios en los últimos años. El auge de la cocina vanguardista para todos los públicos en medios generalistas ha traído a la mesa elaboraciones que antes solo se acercaban a un público muy selecto.

Pero, ¿son compatibles estas tendencias con un modelo de consumo sostenible? Un catering sostenible pos-Covid19 debe ir mucho más allá y desarrollar protocolos más creativos que nunca para garantizar no solo la seguridad sanitaria sino también la sostenibilidad a medio y largo plazo.

La emergencia climática, las crisis económicas y los diversos conflictos sociales, condenaron a 135 millones de personas a hambruna extrema en 2019 y esto fue antes de la crisis sanitaria del COVID19. Se estima que en este año 2020, debido a la crisis económica  y también social provocada por la emergencia sanitaria, podrían ser el doble. Es decir, hablamos de 270 millones de personas abogadas a un porcentaje de mortalidad altísimo por inanición. ¿Cómo podremos vivir con ello?

Tenemos que tener presente que el “hambre en el mundo” no es un problema de los que lo sufren, sino más bien de quienes lo generan. El consumo responsable y el desperdicio de alimentos son aspectos clave en la lucha contra el hambre.

¿Qué podemos hacer?

Un catering sostenible tiene como objetivos principales los ODS 2 y 12 correspondientes a Hambre Cero y Producción y Consumo responsable, respectivamente.

El desperdicio de alimentos en el sector de eventos, tanto corporativos como de ocio, es uno de los aspectos que más molestan tanto a asistentes como a los propios clientes.

Algunas de las pautas para ser un catering sostenible podrían ser:

  • Trabajar en cálculos muy precisos de las cantidades necesarias en función de los asistentes a un evento.
  • Minimizar y clasificar los residuos.
  • Seleccionar platos (referencias, haciendo un guiño a los profesionales) que conlleven menos tiempo de cocinado y, por tanto, un menor consumo energético y de agua.
  • Elaboraciones menos perecederas o con procesos conservación optimizados.
  • Seleccionar productos de proximidad y de temporada.
  • Apostar por productos con certificación ecológica y producción responsable además de comercio justo.
  • Donación de los excedentes.

 

Estas acciones ya no sirven solo cuando “el cliente las pide”, nos encontramos en un punto de inflexión donde todas las empresas deben ser éticas. Ello conlleva tomar medidas sostenibles en toda la escala de valor de la compañía y hacer mucha pedagogía tanto interna como externa. Cada vez son más los que se suman a la sostenibilidad real. De lo contrario el mercado acabará por penalizar a todos aquellos que sigan pensando sólo en la punta del iceberg y no en la base.

Quizás te interesen estos artículos…

  • MARCAS ÉTICAS ¿OPCIÓN O DEBER?
    El 50% de las empresas ya han mencionado a los ODS como elementos prioritarios en sus reportes corporativos. Sabemos que la sostenibilidad está de moda pero ser una marca ética va mucho más allá de acciones puntuales en favor del medio ambiente. Ya no importa…
  • Efecto mariposa en materia de sostenibilidad
    El efecto mariposa es conocido como un pequeño cambio con grandes consecuencias. Actualmente, somos más de 7.500 millones de personas en la Tierra…¿te das cuenta del poder que tenemos para ser el cambio que necesitamos? Sólo te puedo decir una cosa: eres la pieza clave….
  • Un momento que llama a la reflexión
    Actualmente nos hallamos viviendo una especie de duelo, una pérdida de algo que todos amamos: nuestra libertad. La libertad de salir a la calle cuando queremos, de juntarnos con los nuestros, de viajar, de tomarnos algo con nuestros amigos… Todos vamos a pasar por ello…