Certificaciones, ¿son suficiente? - GenÉthico
17178
post-template-default,single,single-post,postid-17178,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
certificaciones y sellos

Certificaciones, ¿son suficiente?

La sostenibilidad en el mundo empresarial tiene ahora más peso que nunca. La comunicación de las políticas sostenibles de las compañías están a la orden del día en todos los medios de comunicación. La obtención de certificaciones y su divulgación parecen requisito indispensable ante un consumidor cada vez más consciente. Pero ¿hasta qué punto son suficientes?¿Contemplan las certificaciones más conocidas la ética y coherencia empresarial o se centran en la compensación?

Certificaciones

Actualmente son muchas las certificaciones que nos encontramos en el mercado. Desde las normativas e índices globales como los ESG, pasando por las diferentes normas ISO o Biosphere. Además, en España tenemos recomendaciones y normativas, propias de cada comunidad autónoma, avaladas por organismos como la Fundación por la Biodiversidad. Por supuesto, el sector de las consultoras privadas también dispone de certificaciones, aunque es cierto que suelen estar enfocadas a sectores concretos como, por ejemplo, el de los eventos corporativos.

Hablemos un poco más de cada una de ellas:

La Norma UNE-EN ISO ​20121:2013​​​​

Hemos tomado una primera referencia en base a un sector que conocemos bien, el de los eventos. En esta ISO 20121 se especifican los requisitos de un sistema de gestión de la sostenibilidad para cualquier tipo de evento o actividad relacionada. Además, proporciona criterios para las diferentes etapas y actividades: diseño, planificación, realización, implementación, revisión y actividades posteriores al evento sostenible.

Es importante tener en cuenta detalles como que dicha norma no tiene como objeto la certificación del evento, sino la certificación del sistema de gestión de las organizaciones que se encargan de los eventos con la finalidad de asegurar que, los incluidos en el alcance, se gestionan conforme a criterios de sostenibilidad.

ISO 56000

Gestión de la innovación. Establece fundamentos y vocabulario ya que es el cuarto de una serie de ocho partes de normas y otros documentos de orientación, diseñados para ayudar a las organizaciones a utilizar la terminología correcta para la gestión de la innovación y comunicar constantemente sobre sus procesos, logros y caminos de aprendizaje.

En primer lugar, deberíamos tener muy presente que uno de los principales problemas es la definición consensuada globalmente de algunos términos como, por ejemplo, el concepto de innovación. Asimismo, no deberíamos perder nunca de vista el Desarrollo Sostenible ni las necesidades urgentes de hacer de este tema, el tema principal a tratar y, a partir del cual, cuelgan todos los demás. Sin la consecución de los ODS, quizás sigamos teniendo un lugar llamado Tierra. No obstante, pasará a ser un planeta tremendamente complejo de habitar y muchos quedarán en el camino.

La innovación debe estar supeditada y aplicada a las necesidades actuales y futuras que tenemos como sociedad para lograr la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

ESG Index

Es el último miembro en la creciente familia de índices ESG globales. En él se trabajan 3 tipos de criterios:

Ambientales:  se considera a la empresa como un administrador de la naturaleza. 

Sociales: examinan cómo se gestionan las relaciones con los empleados, proveedores, clientes y comunidades donde opera.

Económico: entendiéndolo desde la gobernanza a través de la cual gestionan el pago ejecutivo, auditorías, controles internos y derechos de los accionistas.

BIOSPHERE

Se trata de una certificación que apuesta por el uso consciente de los recursos, la reducción de emisiones y el reciclaje. Cuando trabajan el sector turístico se focalizan en los principios básicos de la sostenibilidad, certificando a la entidad que desarrolle un nuevo modelo de turismo no agresivo reportando beneficios tanto a la propia entidad, a la sociedad y al medio ambiente.

Desde GenÉthico, todas estas certificaciones, códigos de buenas prácticas o recomendaciones, nos parecen necesarias y adecuadas, pero también, insuficientes.

 

¿KPIs mal definidos?

Los estándares de sostenibilidad no siempre han estado desarrollados a expensas de intereses económicos. Cuando hablamos que la sostenibilidad se centra en 3 áreas: ambiental, social y económica. No queremos decir con ello que tengamos que reducir bajo mínimos nuestra capacidad financiera como organización, sino que debemos desarrollar un modelo de negocio que contemple todo el ciclo de vida del producto o servicio para hacerlo sostenible y ético.

Cuando nos encontramos con que algunas de las corporaciones más contaminantes del planeta obtienen posiciones de excelencia en rankings sobre empresas comprometidas con el medio ambiente, sostenibles…es evidente que algo falla, ¿no? ¿Qué estamos valorando realmente?¿Quizás la inversión efectuada en políticas de RSC? Una gran compañía tiene la capacidad económica como para invertir cantidades ingentes de dinero tanto en acciones sociales como medioambientale, pero con ello no solucionamos el problema, simplemente compensamos un porcentaje del impacto negativo que genera la compañía además de mejorar nuestra imagen frente al consumidor/usuario.

Si las certificaciones y los índices de compromiso social y medioambiental estuvieran realmente basados en los pilares fundamentales de la sostenibilidad, aparecerían empresas muy distintas en dichos rankings.

Ojo, con ello no queremos decir que no haya una intencionalidad real por ser más respetuosos con el entorno y, por tanto, formar parte de la solución y no del problema. Sin embargo, como sociedad, no parece que tengamos instalada en nuestras percepciones y sentimientos que es realmente urgente una transformación ética y real de las organizaciones tanto privadas como públicas.

 

De la compensación al Eco-Diseño

Como comentábamos, para cambiar el paradigma actual estableciendo cambios sustanciales y estructurales en las empresas, tendríamos que “re-pensar” cómo diseñamos los productos y servicios. Ahora debemos tener siempre presente la perspectiva de sus impactos ambientales tanto durante su fabricación, su uso y su degradación. Desde la cuna a la cuna, buscando el cierre de los ciclos materiales o lo denominado C2C (Creadle to Creadle).

Debemos emplear como primer criterio la reducción. Nuestro sistema debe evolucionar hacia uno que nos permita dejar de medir nuestro bienestar con criterios puramente macroeconómicos de crecimiento constante y, por tanto, evolucionar a uno que nos permita vivir con calidad, garantías e igualdad de oportunidades sin que ello comprometa a nuestra fuente de vida, la naturaleza, ni al bienestar de las generaciones futuras.

Las certificaciones deben avalar la ética empresarial por encima de todo. Poniendo el foco en la educación y en la comunicación interna. Necesitamos formar y concienciar a todos los miembros de una empresa para poder hacer realidad un cambio.

Las políticas de sostenibilidad no pueden quedarse más entre los organismos certificadores y los departamentos de RSC de las empresas. Todos debemos ser más exigentes y sumar esfuerzos para afrontar los grandes retos que tenemos, en el poco tiempo que tenemos.

Quizás te interesen estos artículos…

  • Comunicación consciente
    Muchas son las empresas que promueven sus acciones más solidarias y responsables, pero que, en su día a día, se nutren principalmente de procesos totalmente contrarios a esta filosofía de negocio. Esto es mero greenwashing . La comunicación consciente sigue otro camino, debe ir alineada…
  • ¿Es la tecnología un sinónimo de sostenibilidad?
    Para poder mejorar necesitamos identificar el punto real en el que estamos y, quizás, para poder hacer esta medición de forma eficaz, la tecnología pueda ser un sinónimo de sostenibilidad.  A pesar de que son muchos los esfuerzos que se están llevando a cabo por…
  • La crisis mundial del agua
    Abrimos el grifo y sale agua. Se nos olvida el reto histórico que ha supuesto conseguir esto a través de múltiples sistemas como los acueductos en la época romana y lo valioso que es este recurso aunque a veces sea tan poco apreciado. El agua…