Efecto mariposa en materia de sostenibilidad - GenÉthico
15483
post-template-default,single,single-post,postid-15483,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Efecto mariposa en materia de sostenibilidad

El efecto mariposa es conocido como un pequeño cambio con grandes consecuencias. Actualmente, somos más de 7.500 millones de personas en la Tierra…¿te das cuenta del poder que tenemos para ser el cambio que necesitamos? Sólo te puedo decir una cosa: eres la pieza clave. Si, tú que estás leyendo esto. Parece un tópico, pero es cierto, el cambio empieza por ti.

Información, formación y, por supuesto, acción

A continuación te indicamos varías acciones que por insignificantes que parezcan, tienen gran impacto. Son tan sencillas que las puedes llevar a cabo en tu día a día sin que te supongan ningún esfuerzo.

1. Reduce tu consumo

Así, de forma en general. Agua, electricidad, ropa, alimentos… Piensa que si reducimos el problema, reducimos el impacto. El planeta de lo agradecerá, tu cartera también 😉

2. Sé un consumidor responsable



– En caso de ir a grandes superficies, apuesta por productos de bajo consumo, de cultivo ecológico, de proximidad. Apuesta también por pequeños comercios locales o, en el caso de algunos productos, que vendan a granel.

– No consumas bolsas de plástico en el supermercado. La mejor opción: apuesta por las de tela.

– Prioriza envases de aluminio o cristal frente al plástico o el papel. Recordemos que ahora hay una gran lucha contra el plástico, pero trasladar el problema al papel/cartón no es mejor. Esto supondría una situación insostenible a partes iguales causando, entre otras cosas, un gran incremento en la deforestación.


3. Reduce o elimina el consumo de carne y/o productos lácteos

Según datos de Greenpeace, España se sitúa como el segundo país Europeo en el consumo de carne, y ocupa la décimo cuarta posición a nivel mundial. En un minuto, “se han sacrificado casi 1.700 animales para consumo humano en España: dos cabras, cinco vacas, 17 ovejas, 90 conejos, 90 cerdos y 1482 aves“. Pese a que en los últimos años haya una tendencia a la baja en cuanto a consumo de carne, aún superamos con creces las cantidades establecidas como saludables (según los datos de la FAO – Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). Así que aquí van algunos consejos (Greenpeace, 2019):

– Reduce las porciones que consumes.

– Planifica tu menú semanal.

– Consume productos ecológicos.

– Exige una dieta menos cárnica en los comedores. – ¡Infórmate!

En este caso, el planeta te lo agradecerá ¡y tu salud también!

4. Promueve los traslados en medio de transporte público

Según datos de la ONU, en 2025, el 70% de la población mundial vivirá en ciudad y, en el caso de Europa, este número podría elevarse hasta el 80%. Esto supone gran consumo de energía, altos niveles de contaminación además de horas y horas bloqueados en el tráfico.

Promover el transporte público puede tener un impacto positivo (o al menos, menos negativo) en la salud, así como en el medio ambiente y la calidad de vida de las ciudades.

5. Sé un turista responsable

La industria hotelera es la mayor fuente de residuos a nivel mundial. Muchos turistas tienen poco o ningún respeto por las ciudades y los paisajes naturales que visitan dejando grandes cantidades de residuos y fomentando la contaminación del suelo. El porcentaje de agua contaminada se incrementa, la calidad del agua disminuye y la fauna y flora se ven afectados. El transporte aéreo, empleado por un 3% de la población, supone el 2% de de las emisiones globales de CO2, pero también supone otras emisiones que tienen impacto en el calentamiento.

Promueve el transporte en tren o bus (en la medida de lo posible), recoge tus residuos, apuesta por establecimientos que fomenten el turismo sostenible…

En caso de que consumir sea una necesidad, hazlo de forma responsable.

6. En la intimidad, no olvides la sostenibilidad

A veces somos sostenibles en casa, pero no en la calle. Otras veces, nos preocupamos mucho del medio ambiente cuando estamos fuera de casa para dar buena imagen, pero nos olvidamos de ello en el hogar. Aquí van algunos consejos para tener un hogar (lo más) verde (posible):

  • Prioriza la ducha frente al baño y cuando abras el grifo de la ducha, mientras que el agua se calienta, aprovecha para rellenar el cubo de la fregona. ¡Dos acciones en una!
  • Recicla. Orgánico, restos, papel/cartón, envases y plásticos, … Aquí te damos un pequeño tip: al orgánico SÓLO frutas, verduras, bolsas de té (sin el cartoncito), pero nada de pescado, carne, cáscara de huevo y un largo etc. ¡Ah! Y los tapones no van al contenedor amarillo, se reciclan a parte 😉
  • Apuesta por productos sostenibles (electrodomésticos A+++, bombillas led…). Además, te supondrá un ahorro de más de 300€/400€ al año.
  • Ahorra agua: con duchas de no más de 5 minutos (10 cuando te lavas el pelo 😉 ) puedes llegar a ahorra 3500 litros al mes; cierra el grifo mientras te enjabonas; lavavajillas y lavadoras puesta con carga máxima permiten reducir el consumo en un 50%.

Y así, con pequeñas acciones logramos un gran impacto positivo. Nosotras apostamos por un efecto mariposa a favor del medio ambiente y a nuestro favor, ¿y tú?

Quizás te interesen estos artículos…

  • El sector turístico en tiempos de pandemia
    El sector turístico hoy difiere mucho del turismo que conocíamos en los últimos años. En un país como España, el turismo aporta un 12,3% del PIB, siendo el sector que más aporta a la economía. A nivel mundial, supone el 10,4% del PIB. La pandemia…
  • Por qué la existencia de milmillonarios va en contra de un Desarrollo Sostenible
    El número de milmillonarios crece cada año. Cada vez la brecha económica es más amplia. Los ricos son más ricos y los pobres más pobres. Las distintas crisis a las que nos enfrentamos no hacen más que acrecentar dicha brecha. La pandemia del COVID, el…
  • Cuando lo “normal” genera Desigualdad social
    Intermón Oxfam define la desigualdad social como “una situación socioeconómica que se presenta cuando una comunidad, grupo social o colectivo recibe un trato desfavorable con respecto al resto de miembros del entorno al que pertenecen”. Historia La desigualdad social lleva existiendo siglos y la lucha…