Un momento que llama a la reflexión - GenÉthico
15881
post-template-default,single,single-post,postid-15881,single-format-standard,wp-custom-logo,theme-bridge,bridge-core-1.0.5,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Un momento que llama a la reflexión

Actualmente nos hallamos viviendo una especie de duelo, una pérdida de algo que todos amamos: nuestra libertad. La libertad de salir a la calle cuando queremos, de juntarnos con los nuestros, de viajar, de tomarnos algo con nuestros amigos… Todos vamos a pasar por ello juntos y, aunque llevemos distintos ritmos, todos pasaremos por 5 fases: la negación, la ira, la negociación, la depresión y la aceptación. Unos llegarán más rápido a la última que otros, pero todos podemos elegir cómo queremos salir de esta situación: derrotados o más fuertes. Estamos en un momento que llama a la reflexión de la fragilidad del ser humano, de valorar esas pequeñas cosas que normalmente damos por sentadas, de aceptar la situación y tratar de salir lo mejor posible de ella. 

Aún así, sabemos que en estos momentos en los que estamos en nuestras casas, muchos nos hemos visto afectados a nivel laboral (ERTES, reducción de horarios, reducción de salarios, despidos, cierres, vacaciones obligadas, pérdidas…). A esto añadimos pasar más tiempo en casa y, con ello, más gasto de agua, luz, gas… 

¿Qué podemos hacer entonces?

Queremos compartir contigo unos consejos sobre cómo entretenerte estos días y aprovechar para ahorrar en el intento:

    • No es el momento de ceder ante las RRSS y las series/películas… Podemos ver alguna, pero evitemos el apalancamiento. Leer un libro no gasta energía y puedes emplear la luz natural. También puedes aprovechar para hacer esa limpieza de papeles o ropa que llevas aplazando meses.
    • Si eres de los que te cuesta dejar de lado el móvil o el ordenador, cuando tengas que cargar la batería hazlo sin utilizarlo al mismo tiempo, ponlo en modo reposo o avión, cargará mucho más rápido y ahorrarás en electricidad. No te olvides de desenchufar el cargador y aprovecha para desconectar un poco. El bienestar mental es esencial, hablaremos de ello en el próximo artículo.
    • Disfruta del tiempo con lo tuyos: charla, saca los juegos de mesa, realiza manualidades, … Puedes, incluso, hacer “upcycling”, es decir, crear nuevos objetos de mayor valor con elementos que tengas en casa. ¡Dale a la creatividad!
    • Aprovecha para estudiar todas esas cosas que siempre has querido, pero para las que no tenías tiempo: idiomas, carné de conducir, …. Piensa que hemos perdido parte de libertad, pero, de algún modo, hemos ganado tiempo.
    • Haz deporte, pero sin pasarte. No es momento de lesionarse. Recuerda que es importante no colapsar los hospitales. Y, quién sabe, puedes salir reforzado de esta situación además de que el bienestar físico va relacionado al bienestar emocional.
    • Cuando te vayas a duchar, si eres de los que deja correr el agua, aprovéchala para llenar el cubo de la fregona y con ella limpiar la casa. Si sois varios en casa, puedes ahorrar mucho.
    • Cocina de aprovechamiento. Evita ir al supermercado porque sí, emplea la creatividad y aprovecha al máximo la comida que tienes en casa. Hay tiempo para dedicar a improvisar y, de esta forma, también aprovechas para ahorrar.
    • Si tienes tarifa bi horaria: emplea aquellos electrodomésticos que gasten más en los horarios en los que pagues menos (lavadora, lavavajillas…). Ahora tienes todo el día para poder hacerlo y te ayudará a ahorrar.
    • Evita gastar por gastar. Sabemos que hay mucho aburrimiento, pero no es momento de ponernos a comprar online como locos: 1) porque cada envío, supone un riesgo para la salud de los repartidores y 2) porque sale de un impulso y una sensación, no de una necesidad real. Aprovecha para analizar qué necesitas realmente, prepara tus carritos de la compra, y cuando esto acabe, lanza tu pedido. La compra será más responsable en todos los sentidos y ayudarás a la economía del país.

Y cuando pase todo esto, ¿qué?

Cuando finalice el confinamiento, el mundo entero se va a ver afectado a nivel económico, no es ningún secreto. Será momento de arrimar el hombro y ayudarnos entre todos. Aquellos que podamos tenemos el deber de consumir, de forma consciente y responsable. Si quieres irte de viaje, hazlo en España. Aprovecha para reencontrarte con tus amigos y tómate algo en los bares del barrio. Celebra el final del confinamiento en el restaurante de toda la vida. Los pequeños comercios nos van a necesitar más que nunca para sobrevivir y mantener los puestos de trabajo.

Asimismo, aprovechemos esta oportunidad para hacer las cosas de otra forma cuando todo vuelva a la normalidad. Evitemos compras indiscriminadas de productos de un solo uso, las compras innecesarias… Compremos con responsabilidad, pensando en los verdaderos valores y procesos que se escoden tras el producto o servicio que adquirimos. Invirtamos en nuestro bienestar social y mental, así como en promover productos éticos y responsables social y medioambientalmente. 

Quizás te interesen estos artículos…

  • Nueva Ley contra el Desperdicio Alimentario en Cataluña
    El desperdicio de alimentos es un gran problema y los organismos públicos son conscientes. El año pasado se aprobó en Cataluña la ley 3/2020 de Prevención de las pérdidas y del despilfarro alimentario. A finales de este año, se pretende aprobar el reglamento que permita…
  • Violencia
    Violencia. Violencia sin eufemismos, sin control, sin paliativos, indiscriminada y constante. La violencia más cruel. Todos ejercemos o hemos ejercido en algún momento algún tipo de violencia. Violencia verbal, social, institucional, laboral, judicial, de género, vicaria, infantil, genocida. Existen tantos tipos de violencia como personas…
  • 11 documentales que no te puedes perder
    Los documentales son un medio para formarse e informarse acerca de realidades pasadas, presentes y futuras como puede ser la crisis climática u otros conceptos asociados. Dan voz e imagen a temas que influyen de forma directa en nuestra calidad de vida. Lo hemos dicho…